TLAXCALA تلاكسكالا Τλαξκάλα Тлакскала la red internacional de traductores por la diversidad lingüística le réseau international des traducteurs pour la diversité linguistique the international network of translators for linguistic diversity الشبكة العالمية للمترجمين من اجل التنويع اللغوي das internationale Übersetzernetzwerk für sprachliche Vielfalt a rede internacional de tradutores pela diversidade linguística la rete internazionale di traduttori per la diversità linguistica la xarxa internacional dels traductors per a la diversitat lingüística översättarnas internationella nätverk för språklig mångfald شبکه بین المللی مترجمین خواهان حفظ تنوع گویش το διεθνής δίκτυο των μεταφραστών για τη γλωσσική ποικιλία международная сеть переводчиков языкового разнообразия Aẓeḍḍa n yemsuqqlen i lmend n uṭṭuqqet n yilsawen dilsel çeşitlilik için uluslararası çevirmen ağı

 15/10/2019 Tlaxcala, the international network of translators for linguistic diversity Tlaxcala's Manifesto  
English  
 AFRICA 
AFRICA / ¿Responderá Egipto a las presiones para mejorar la situación de los presos políticos?
Ola de huelgas de hambre acompañada por críticas nacionales e internacionales
Date of publication at Tlaxcala: 31/07/2019
Original: هل تستجيب مصر لضغوط تحسين أوضاع السجناء؟

¿Responderá Egipto a las presiones para mejorar la situación de los presos políticos?
Ola de huelgas de hambre acompañada por críticas nacionales e internacionales

The New Arab El Nuevo Árabe العربي الجديد

Translated by  Ricard González Samaranch ريكارد غونزاليس سمرانش

 

De acuerdo con una fuente política egipcia, "se ha registrado un deterioro de las condiciones de los presos políticos en el país, aumentando la presión interna y externa sobre las autoridades egipcias para que permitan la organización de visitas de derechos humanos con el fin de inspeccionar las condiciones de los presos después de la muerte de muchos de los detenidos recientemente, especialmente la del difunto presidente Mohamed Morsi durante una sesión de su juicio el mes pasado. También se exige al Departamento de Estado de EE. UU que [presione] para mejorar las condiciones de los detenidos”.

 



Carlos Latuff

 

La fuente, que habló con el "New Arab", señaló que "la cuestión de la mejora de las condiciones de los prisioneros es uno de los temas que están logrando un consenso entre todas las fuerzas de la oposición en Egipto, tanto islamistas como laicas (o liberales), debido al inédito nivel de los abusos en las prisiones. Entre las violaciones, figuran la privación del derecho a recibir visitas, a realizar ejercicio y a recibir tratamiento médico, lo que daña la reputación de Egipto en el extranjero. La fuente espera que la presión dé sus frutos y al menos se permita pronto a las organizaciones de derechos humanos organizar visitas a las cárceles, aunque sea solo a aquellas organizaciones afines al régimen.

En los últimos días, ha aumentado una ola de huelgas de hambre entre los detenidos en varias cárceles egipcias en protesta por la negligencia médica [de las autoridades] y las repetidas muertes en centros de detención. Entre este grupo, se cuentan los detenidos en la prisión de Tora por el caso conocido como “militar 64”, que han estado en huelga de hambre desde el 18 de junio para exigir mejores condiciones y la recepción de visitas según lo dispuesto por el reglamento penitenciario.

Los detenidos por el caso “militar 64” han filtrado un comunicado titulado “antes de morir” en el que explican en detalle las condiciones de su detención. "Cuando fuimos arrestados y desaparecidos por la fuerza en la sede de la seguridad nacional, fuimos sometidos a los peores tipos de tortura, hasta desear morir", reza el texto. "Tuvimos que admitir lo que no habíamos hecho a cambio de ir a prisión, y por Dios que desearíamos poder ver la familia antes de que nos sorprenda la muerte y acabemos en un cementerio”.

El Secretario de Estado de los Estados Unidos, Mark Pompeo, envió un mensaje al Grupo de Trabajo de Derechos Humanos en Egipto expresando su preocupación por la situación en las cárceles tras la muerte de Morsi durante una sesión de su juicio, lo que representó una sorpresa para la diplomacia pública egipcia, que ha guardado silencio y aún no ha respondido oficialmente al considerar que [la misiva] no iba dirigida directamente al gobierno egipcio.

El Cairo ha procedido a aplicar nuevas restricciones a las libertades y los malos tratos a los prisioneros privándolos de sus derechos al ejercicio y la atención médica en un momento en que las organizaciones internacionales y regionales de derechos humanos lideradas por Amnistía Internacional, critican las condiciones de las cárceles egipcias. Asimismo, se priva a los detenidos de encontrarse con sus seres queridos.

El mensaje de Pompeo reflejó un éxito del trabajo constante de las organizaciones y activistas de derechos humanos en Egipto, que llamaron la atención de los funcionarios cercanos al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, solo cuatro meses después de que la Oficina de la Democracia perteneciente a la Secretaría de Estado recogiera todas las observaciones que las organizaciones árabes y extranjeras presentan a Washington cada año para la preparación del informe anual sobre la situación de los derechos humanos en el mundo.

Por último, el jefe del Consejo Nacional de Derechos Humanos en Egipto, Mohammed Fayek, dijo que "el Consejo está luchando por implementar sus solicitudes de visitar algunas cárceles", y señaló que "algunas cárceles egipcias no permiten la entrada a los miembros del Consejo, y no se puede saber qué si hay violaciones, lo cual es una violación que debe abordarse rápidamente”.

Los comentarios de Fayek coincidieron con las críticas nacionales e internacionales generalizadas a Egipto, en el contexto del deterioro de las condiciones de los detenidos en las cárceles y centros de detención. Fayek dijo que "la dilación fue la respuesta oficial del Ministerio del Interior a las solicitudes de los miembros del Consejo para visitar las cárceles. Por lo que una vez hecho el referéndum sobre las enmiendas constitucionales y después del final del Campeonato Africano de Fútbol, declaramos que no se permite la organización de visitas a las cárceles en este momento".

Dos presos políticos, Mustafa al-Aasar y Mustafa Ahmed, iniciaron una huelga de hambre el lunes 22 de julio para denunciar la muerte del detenido Omar Adel, que era su compañero de celda, y también en protesta por la larga duración de la prisión preventiva, por la negligencia médica, por las malas condiciones en las cárceles y los malos tratos. Adel murió después de ser puesto en una celda disciplinaria durante cuatro días, a pesar de que no había tenido problemas de salud después de ser arrestado en 2014 a la edad de 25 años. Fue sentenciado a 15 años de prisión y cinco de ellos por un caso militar.

Durante los últimos años, varios prisioneros en la prisión de Al-Aqrab han sido transferidos al hospital de la prisión, todos ellos en estado crítico, incluido el ex vicepresidente del Tribunal de Casación, Mahmoud al-Khudairi, el líder del partido Istiqlal, Majdi Hussein, y Rashad Bayoumi, miembro de Consejo Ejecutivo de la Hermandad Musulmana. En octubre de 2017, varias familias de prisioneros de la cárcel de Al-Aqrab anunciaron que todos los prisioneros en prisión iniciarían una huelga de hambre abierta en un intento de hacer llegar su situación al mundo entero, y exigir la recepción de visitas. En esta prisión murieron docenas de detenidos como resultado de negligencia médica, como por ejemplo el líder de la "Hermandad" Farid Ismail, un miembro del grupo Emad Hassan y dos ex líderes de la Yihad Islámica "Morjan Salem" y Nabil Mughrabi.

Ala al-Qaradawi, la hija del predicador musulmán Yusuf al-Qaradawi, ha estado en huelga de hambre desde el 4 de julio después que incluyeran su nombre a un nuevo caso de abusos el mismo día en que debía ser liberada por del caso 316 de 2017, y con la única finalidad de mantenerla entre rejas. Entonces, el fiscal general la acusó de "unirse a un grupo fuera de la ley y de financiarlo". Al-Qaradawi es ciudadana qatarí de origen egipcio, de 57 años, madre de tres hijos y abuela de tres nietos. No tiene afiliaciones políticas. Su esposo, Hossam Jalaf, ciudadano egipcio, es miembro de la cúpula del partido Wasat. Las autoridades egipcias lo encarcelaron de forma arbitraria en 2014, sin que pesara contra él ningún cargo, y no lo pusieron en libertad hasta 2016.  

 

 

 





Courtesy of Tlaxcala
Source: https://bit.ly/2Yxi1MA
Publication date of original article: 29/07/2019
URL of this page : http://www.tlaxcala-int.org/article.asp?reference=26673

 

Tags: Presos políticos egipciosTorturaDesapariciones forzadasDetenciones arbitrariasDerechos humanosRegimen Al-SisiEgipto-USA
 

 
Print this page
Print this page
Send this page
Send this page


 All Tlaxcala pages are protected under Copyleft.