TLAXCALA تلاكسكالا Τλαξκάλα Тлакскала la red internacional de traductores por la diversidad lingüística le réseau international des traducteurs pour la diversité linguistique the international network of translators for linguistic diversity الشبكة العالمية للمترجمين من اجل التنويع اللغوي das internationale Übersetzernetzwerk für sprachliche Vielfalt a rede internacional de tradutores pela diversidade linguística la rete internazionale di traduttori per la diversità linguistica la xarxa internacional dels traductors per a la diversitat lingüística översättarnas internationella nätverk för språklig mångfald شبکه بین المللی مترجمین خواهان حفظ تنوع گویش το διεθνής δίκτυο των μεταφραστών για τη γλωσσική ποικιλία международная сеть переводчиков языкового разнообразия Aẓeḍḍa n yemsuqqlen i lmend n uṭṭuqqet n yilsawen dilsel çeşitlilik için uluslararası çevirmen ağı la internacia reto de tradukistoj por la lingva diverso

 21/05/2018 Tlaxcala, the international network of translators for linguistic diversity Tlaxcala's Manifesto  
English  
 LAND OF PALESTINE 
LAND OF PALESTINE / Como el Mossad israelí organiza los asesinatos selectivos de palestinos y otros a través del mundo
Date of publication at Tlaxcala: 10/05/2018
Original: How Mossad carries out assassinations
Translations available: Français  Italiano 

Como el Mossad israelí organiza los asesinatos selectivos de palestinos y otros a través del mundo

Ali Younes علي يونس

Translated by  María Piedad Ossaba
Edited by  Fausto Giudice Фаусто Джудиче فاوستو جيوديشي

 

Una ejecución en Malasia saca a la luz la política de la agencia de espionaje israelí de los asesinatos selectivos de representantes palestinos

El asesinato del científico palestino Fadi Al-Batsh, de 35 años, en la capital malasia, Kuala Lumpur, dejó caer el velo sobre un programa secreto de asesinatos selectivos de palestinos considerados como una amenaza por Israel.

Al-Batsh estudió ingeniería eléctrica en Gaza antes de obtener un doctorado sobre el mismo tema en Malasia. Se especializó en la economía de los sistemas eléctricos y energéticos y publicó numerosos artículos científicos sobre el tema.

Homenaje a Fadi al-Batsh en Gaza 

Hamas declaró que Al-Batsh era un miembro importante del grupo y acusó al Mossad, la agencia israelí de inteligencia, de estar detrás este asesinato.

Según Hamas, Al-Batsh era un miembro «leal» y «un científico miembro de los jóvenes investigadores de Palestina» que aportó «importantes contribuciones» y participó en los foros internacionales en el ámbito de la energía.

El padre de Al-Batsh declaró a Al Jazeera que sospechaba que el Mossad estaba detrás del asesinato de su hijo, y llamó a las autoridades malasias a aportar sus explicaciones sobre este complot criminal lo más rápidamente posible. 

Según el periodista de investigación israelí Ronen Bergman, uno de lol más eminentes expertos de la inteligencia  israelí y autor del libro Rise and Kill First: the Secret History of Israel’s Targeted Assassinations (Levántate y mata primero: la historia secreta de los asesinatos selectivos en Israel),, el asesinato de Al-Batsh lleva todas las marcas de una operación del Mossad.

«El hecho de que los asesinos hayan utilizado una motocicleta para matar a su objetivo, come fue el caso en muchas otras operaciones del Mossad, y que la operación se haya realizado de manera neta y profesional, lejos de Israel, apunta hacia una implicación del Mossad», declaró Bergman a Al Jazeera en una conversación telefónica.

La identificación del objetivo

Identificar un objetivo para un asesinato por parte de la inteligencia israelí pasa habitualmente por varias etapas institucionales y organizativas en el seno del Mossad, del aparato de inteligencia israelí y de la dirección política.

A veces, el objetivo es identificado por otros servicios nacionales y militares.

Por ejemplo, Al-Batsh hubiera podido ser identificado como objetivo gracias a una recopilación general de información a través de las unidades dentro de las organizaciones militares y de espionaje israelíes que siguen el Hamas.

Al-Batsh hubiera podido ser identificado, también a través de otras operaciones de inteligencia israelí y sus redes de espionaje en todo el mundo.

Algunas fuentes han informado a Al Jazeera que las comunicaciones de Hamas entre Gaza, Estambul (Turquía) y Beirut (Líbano) están estrechamente vigiladas por las redes de inteligencia israelíes. Así, la selección inicial de Al-Batsh bien podría haber sido efectuada a través de estos canales.

Los amigos de Al-Batsh que hablaron con Al Jazeera, bajo el anonimato, declararon que él no había ocultado sus vínculos con Hamas. «Era conocido en la comunidad palestina por sus vínculos con Hamas», declaró un amigo

El proceso de asesinato

Después de que Al-Batsh fue identificado como objetivo, el Mossad habría entonces evaluado los datos de inteligencia para decidir si debía ser asesinado, cuáles serían los beneficios de su asesinato y el mejor método para ejecutarlo.

Tras la finalización del archivo sobre el objetivo complementado por la unidad especializada del Mossad, ésta comunica sus resultados a los responsables del comité de servicios de inteligencia, compuesto por los jefes de las organizaciones de inteligencia israelíes, y conocido bajo el acrónimo hebreo VARASH o Vaadan Rashei Ha-sherutim.

El VARASH solo discutiría la operación y contribuiría con consejos y sugerencias. Sin embargo, no tiene ninguna autoridad legal para aprobar una operación. Sólo el primer ministro israelí tiene ese poder.

Según Bergman, los primeros ministros israelíes prefieren generalmente no tomar esta decisión por razones políticas.

«Generalmente, el primer ministro implica uno o dos ministros en la aprobación de la decisión, que a menudo incluye el ministro de Defensa», ha declarado Bergman.

Una vez obtenida la aprobación, la operación regresa al Mossad para la planificación y la ejecución, lo que podría tardar semanas, meses e incluso años, en función del objetivo.

La unidad Cesárea

Cesárea es una rama operativa secreta del Mossad a cargo de la implantación y la gestión de los espías principalmente en los países árabes y a través del mundo.

La unidad fue creada a principios de los años 1970, uno de sus fundadores fue un famoso espía israelí llamado Mike Harari.

Cesárea utiliza su extensa red de espionaje en los Estados árabes y todo el Medio Oriente, para recoger las informaciones y llevar a cabo una vigilancia contra los objetivos actuales y futuros.

Harari posteriormente creó su unidad más letal, conocida bajo el nombre hebreo de Kidon («la bayoneta»), compuesta de sicarios especializados en las operaciones de asesinato y sabotaje.

Los miembros del Kidon suelen ser recuperados de las secciones del ejército y fuerzas especiales.

Son probablemente los miembros del Kidon quienes asesinaron Al-Batsh en Kuala Lumpur, informaron las fuentes a Al Jazeera.

El Mossad no toma como blancos sólo a los líderes y operativos palestinos sino también sirios, libaneses, iraníes y europeos.

Operaciones de asesinatos selectivos

Cesárea es el equivalente del Centro de Actividades Especiales de la CIA (SAC), que se llamaba la División de las Actividades Especiales antes de su reorganización y su cambio de nombre en 2016.

La CIA lleva sus misiones paramilitares ultra secretas – las cuales incluyen las operaciones de asesinatos selectivos – a través de su Grupo de Operaciones Especiales (SOG), que forma parte del SAC y que presenta algunas semejanzas con el Kidon israelí.

Bergman escribe que hasta el año 2000, el año que marcó el desencadenamiento de la segunda Intifada en los territorios palestinos ocupados, Israel llevó a cabo más de 500 operaciones de asesinatos que causaron la muerte a más de 1.000 personas, tanto de los objetivos como de los transeúntes .

Durante la segunda Intifada, Israel realizó 1.000 operaciones suplementarias de las cuales 168 tuvieron éxito, escribe en su libro.

Desde entonces Israel llevó a cabo al menos otras 800 operaciones destinadas a asesinar a los dirigentes civiles y militares de Hamas en la Franja de Gaza y en el extranjero.

Cooperación árabe con el Mossad

El Mossad tiene vínculos organizativos e históricos formales con algunos servicios de inteligencia árabes, en particular con las agencias de espionaje de Jordania y Marruecos.

Más recientemente y a la luz de las alianzas cambiantes en la región, y las crecientes amenazas de actores armados no estatales, el Mossad ha ampliado sus vínculos con los organismos árabes de inteligencia de algunos Estados del Golfo y en Egipto.

El Mossad tiene un centro regional para sus operaciones en Medio Oriente en la capital jordana Ammán.

Cuando el Mossad intentó asesinar al líder de Hamas Khaled Meshaal en Ammán en 1997 rociándolo con una dosis letal de veneno en la oreja, el difunto Rey Hussein amenazó con revocar el tratado de paz con Israel, de cerrar la antena de espionaje en Ammán y romper los vínculos entre Israel y Jordania, incitando así a Israel a proporcionar el antídoto que salvó la vida de Meshaal.

En su libro, Bergman citó fuentes del Mossad afirmando que el general Samih Batikhi, jefe del espionaje jordano en ese entonces, estaba enojado con el Mossad por no haberle informado del complot de asesinato porque le hubiera gustado participar en la planificación de la operación.

Otro país árabe mantiene fuertes vínculos con el Mossad desde los años 1960: se trata de Marruecos, según las investigaciones de Bergman.

« Marruecos recibió información y asistencia técnica valiosa por parte de Israel, y a cambio [el difunto rey] Hassan permitió a los judíos de Marruecos emigrar a Israel, y autorizó el Mossad a establecer una antena en la capital Rabat, desde donde se puede espiar a los países árabes», escribió Bergman.

La cooperación había alcanzado un pico tal que Marruecos dejó al Mossad instalar micrófonos en las salas de reuniones y las habitaciones privadas de los jefes de Estados árabes y de sus comandantes militares durante la cumbre de la Liga árabe que se celebró en Rabat en 1965.

La cumbre había sido  convocada para establecer un comando militar árabe común.

Los métodos de la CIA y el Mossad

A diferencia del Mossad y otras organizaciones de inteligencia israelíes que tienen un amplio margen para decidir a quién asesinar, la CIA sigue un laborioso proceso jurídico a varios niveles implicando la Oficina del abogado  general de la CIA («Ofice of General Counsel, OGC»), el Departamento de Justicia y la Oficina del Asesor jurídico de la Casa Blanca.

La ejecución de una operación de asesinato selectivo por la CIA se basa en última instancia sobre la autorización presidencial a través de un documento jurídico a menudo preparado por la Oficina del Abogado General y el Departamento de Justicia, el Presidential Finding Authorization (PFA).

Este documento confiere un poder legal mediante el cual la CIA puede llevar a cabo misiones de asesinatos selectivos. Un proceso de revisión a varios niveles, implicando varias agencias, realizado principalmente por los abogados del Departamento de Justicia, de la Casa Blanca y de la CIA, debe tener lugar antes de que el presidente estampe su firma en el PFA.

Se estima que Barack Obama, como presidente de USA autorizó aproximadamente 353 asesinatos selectivos, principalmente en forma de ataques de drones.

Su predecesor George W. Bush autorizó unas 48 operaciones de asesinatos selectivos.

El proceso jurídico

Un ex funcionario de la CIA dijo a Al Jazeera bajo el anonimato que « la CIA no decide a quién matar».

«El proceso jurídico hace que sea muy difícil para la CIA matar a alguien sólo porque la CIA lo considera un tipo malo», declaró.

La mayoría de las operaciones de asesinatos selectivos de la CIA implican los ataques con drones y se basan en la autorización del presidente.

Dirigiéndose a Al Jazeera, Robert Baer, un ex funcionario de las operaciones declaró: « La Casa Blanca debe firmar para una operación de asesinato selectivo, sobre todo si se trata de un objetivo de gran valor.»

« Sin embargo el caso es diferente, si la operación se conduce en un campo de batalla o en período de guerra como en Afganistán e Iraq: en ese caso, los oficiales en el terreno tienen un mayor margen legal para ejecutar sus asesinatos selectivos.»

Para el Mossad, la legalidad del asesinato de cualquier objetivo es mucho más liberal y no implica limitaciones jurídicas similares a las seguidas por la CIA, según las fuentes familiarizadas con el proceso.

« Esto forma parte de su política nacional», declaró Baer, refiriéndose a la política de los asesinatos selectivos.





Courtesy of Tlaxcala
Source: https://www.aljazeera.com/news/2018/04/mossad-carries-assassinations-180422152144736.html
Publication date of original article: 22/04/2018
URL of this page : http://www.tlaxcala-int.org/article.asp?reference=23364

 

Tags: Asesinatos selectivosEjecuciones extrajudicialesFadi al-BatshCrímenes sionistasMossadCIAPalestina/Israel
 

 
Print this page
Print this page
Send this page
Send this page


 All Tlaxcala pages are protected under Copyleft.