TLAXCALA تلاكسكالا Τλαξκάλα Тлакскала la red internacional de traductores por la diversidad lingüística le réseau international des traducteurs pour la diversité linguistique the international network of translators for linguistic diversity الشبكة العالمية للمترجمين من اجل التنويع اللغوي das internationale Übersetzernetzwerk für sprachliche Vielfalt a rede internacional de tradutores pela diversidade linguística la rete internazionale di traduttori per la diversità linguistica la xarxa internacional dels traductors per a la diversitat lingüística översättarnas internationella nätverk för språklig mångfald شبکه بین المللی مترجمین خواهان حفظ تنوع گویش το διεθνής δίκτυο των μεταφραστών για τη γλωσσική ποικιλία международная сеть переводчиков языкового разнообразия Aẓeḍḍa n yemsuqqlen i lmend n uṭṭuqqet n yilsawen dilsel çeşitlilik için uluslararası çevirmen ağı

 22/10/2018 Tlaxcala, the international network of translators for linguistic diversity Tlaxcala's Manifesto  
English  
 LAND OF PALESTINE 
LAND OF PALESTINE / ¿Por qué los israelíes tienen miedo de Ahed Tamimi?
Date of publication at Tlaxcala: 09/01/2018
Original: لماذا يخاف الإسرائيليون من عهد؟

¿Por qué los israelíes tienen miedo de Ahed Tamimi?

Malek Wannous مالك ونوس

Translated by  Ana Abarquero

 

Los israelíes han acusado a la joven palestina Ahed Tamimi de representar un peligro para sus soldados, a sabiendas que la joven de dieciséis años no supuso una amenaza para la vida de soldados armados hasta los dientes con armas de última generación, ni les causó ningún daño mientras los empujaba fuera de su casa con patadas e insultos, tal y como hizo en el 2015 cuando trataba de evitar la detención de su hermano. No obstante,la ocupación ha preferido la detención de Ahed porque le tiene miedo por un motivo fundamental y quizás único: Ahed ni se somete, ni olvida, haciendo así que la profecía de David Ben-Gurión se desvanezca. Aquí es donde los sueños y las creencias de los ocupantes israelíes se rompen, los pequeños ni olvidan, ni olvidarán, aunque mueran los mayores.

Emad Hajjaj


Por consiguiente, el miedo de los israelíes a Ahed tiene un por qué, del tamaño de mil motivos. Una joven no se somete a los ocupantes de su tierra, ni les permite el acceso, mirando a los ojos del soldado sin miedo, aunque su baja estatura no la ayudaba a que su mano alcanzase los ojos de los soldados. Este es el tipo de resistencia a los intentos de la ocupación israelí de presionar a los hijos del pueblo palestino y hacerles la vida insoportable, despojándolos de cualquier posibilidad de vivir si no abandonan su tierra y se marchan de toda Palestina. El caso de Ahed, y otros parecidos, representa un golpe a la metodología de la ocupación, que tiene como objetivo acabar con cualquier acto de resistencia.

Ahed desciende de una familia que ha tenido que hacer frente a todo tipo de represión y de intentos de silenciarla por parte de los israelíes, incluso poniendo su vida en peligro. Una vez encarcelando a supadre, otra matando a su tío cuando los soldados le dispararon una bomba de gas lacrimógeno en la cabeza en una manifestación en 2013. O como cuando su madre sufrió la brutalidad israelí al ser herida en el pie de un disparo con una bala de goma, causándole una discapacidad. Todas estas prácticas no han conseguido desesperar a Ahed, ni que se de por vencida en su resistencia ni en la de su familia, quien sufrió el ataque a otro de los suyos, Mohammad Tamimi, de 15 años y primo de Ahed, por una bala de goma que lo dejó en coma mientras se manifestaba contra la decisión de Donald Trump de declarar Jerusalén capital de Israel. Ahed supone un golpe a la estrategia israelí de ocupar las tierras palestinas para establecer colonias y judaizarlas, una estrategia basada en la máxima de David Ben-Gurión, “los mayores morirán y los pequeños olvidarán”.

 

 

Ahed Tamimi ha conseguido la admiración de millones de personas por la valentía que demostró en un vídeo que ha tenido una amplia difusión. Su  imagen, resistiendo a la ocupación, se ha hecho viral. ¿Estará Ahed incluida en la lista de las cien personas más influyentes en 2018 de la revista Times? ¿Podrá ser candidata al premio Nobel de la Paz por defenderse, al igual que otras, con el apoyo de las organizaciones feministas y de derechos y el apoyo de políticos de occidente, extendiéndose su historia por el mundo como sucedió con Malala Yousafzai, quien fue atacada por los talibanes en Paquistán y fue recibida por el presidente de USA Barak Obama y recibió en premio Nobel de la Paz en 2014? Todo lo contrario, Ahed no ha recibido la atención de las organizaciones feministas y de derechos occidentales, muchas veces selectivas, ni la de organizaciones de defensa de los derechos de la infancia, ni la de políticos. Todos desinteresados en su historia, en la de un juicio militar a una menor, detenida en una celda aislada. No les interesa la campaña de odio dirigida contra ella por los medios de comunicación israelíes, ni las amenazas que ella y su familia han recibido, que hace de sus responsables culpables ante la Corte Internacional de Justicia por las amenazas de muerte lanzadas o por la instigación al asesinato. Como la invitación del ministro de cultura israelí a encarcelar a Ahed y a su familia de por vida, o la declaración del ministro de guerra diciendo que ella y su familia tienen lo que se merecen, además de la invitación de un periodista israelí a que pague el precio, por la noche y sin testigos.

El resto de políticos avivan la detención de Ahed por el vídeo en el que aparece dando una bofetada y echando a un soldado israelí y a su compañero fuera de la verja de su casa, porque este soldado parece un “marica” para los medios de comunicación israelíes, y un “inútil” por la vergüenza que, según estos políticos, ha provocado la imagen del soldado y por consiguiente la suya propia. Ahed no ha sido condenada porque haya violado la ley israelí, sino porque no se amedrentó ante el soldado,dejandoasí su imagen y la de sus líderes por los suelos.

Ahed no es ninguna heroína, es sólo una niña que quiere vivir como el resto de niños en el mundo, sin que los colonos alteren su vida, ni que los soldados israelíes la amenacen, un día sí y otro también. Y al hacerlo, ella se transforma de niña en una fuerte resistencia sin ningún miedo, y porque no tiene miedo, Ahed echó de su casa y abofeteó a los ocupantes. Ésta es la tragedia de Ahed y la vergüenza de los israelíes, una vergüenza por la que Ahed tiene que pagar un precio.

 





Courtesy of Tlaxcala
Source: https://goo.gl/Y7BgDc
Publication date of original article: 06/01/2018
URL of this page : http://www.tlaxcala-int.org/article.asp?reference=22424

 

 
Print this page
Print this page
Send this page
Send this page


 All Tlaxcala pages are protected under Copyleft.