TLAXCALA تلاكسكالا Τλαξκάλα Тлакскала la red internacional de traductores por la diversidad lingüística le réseau international des traducteurs pour la diversité linguistique the international network of translators for linguistic diversity الشبكة العالمية للمترجمين من اجل التنويع اللغوي das internationale Übersetzernetzwerk für sprachliche Vielfalt a rede internacional de tradutores pela diversidade linguística la rete internazionale di traduttori per la diversità linguistica la xarxa internacional dels traductors per a la diversitat lingüística översättarnas internationella nätverk för språklig mångfald شبکه بین المللی مترجمین خواهان حفظ تنوع گویش το διεθνής δίκτυο των μεταφραστών για τη γλωσσική ποικιλία международная сеть переводчиков языкового разнообразия Aẓeḍḍa n yemsuqqlen i lmend n uṭṭuqqet n yilsawen dilsel çeşitlilik için uluslararası çevirmen ağı la internacia reto de tradukistoj por la lingva diverso

 20/11/2017 Tlaxcala, the international network of translators for linguistic diversity Tlaxcala's Manifesto  
English  
 UMMA 
UMMA / La Noche de los Cuchillos Largos en la Casa de Saud: desciframiento desde adentro
Date of publication at Tlaxcala: 10/11/2017
Original: The inside story of the Saudi night of long knives
Translations available: Português  Français 

La Noche de los Cuchillos Largos en la Casa de Saud: desciframiento desde adentro

Pepe Escobar Пепе Эскобар

Translated by  María Piedad Ossaba

 

Príncipes, ministros y un multimillonario son « encarcelados» en el  hotel Ritz-Carlton de Riad: el ejército saudí estaría en plena efervescencia

El rey Salman de la Casa de Saud cocina una comisión «anticorrupción» con grandes poderes, y nombra a su hijo, el príncipe heredero Mohammad Ben Salman, alias MBS, presidente de dicha comisión. 

 La “prisión”

La guerra estalla en la Casa de Saud, como Asia Times lo predijo en julio pasado. Los rumores circulaban desde hace meses con respecto a un golpe de estado en curso contra MBS. En lugar de ello, lo que acaba de suceder es un nuevo contra- golpe preventivo de MBS.

Una fuente - hombre de negocios e inversor en Oriente Medio - que mantiene relaciones comerciales desde hace décadas con la opaca Casa de Saud aporta una clara percepción indispensable: «Es más grave de lo que parece. La detención de los dos hijos del difunto rey Abdallah, los príncipes Miteb y Turki, fue un error fatal. y pone ahora en peligro el propio  rey. Era el respeto por el rey quien protegía MBS. Muchas personas en el ejército están enojadas con MBS y están furiosos por la detención de sus comandantes. »

Decir que el ejército saudí está en efervescencia es un eufemismo. « Él debería arrestar todo el ejército antes de poder sentirse en seguridad»

El príncipe Miteb era hasta hace poco un serio aspirante al trono saudí. Pero el perfil más elevado entre los detenidos pertenece al príncipe multimillonario Al-Walid Ben Talal, propietario de Kingdom Holdings, accionista principal de Twitter, Citibank, Four Seasons, Lyft y, hasta hace poco, de Newscorp de Rupert Murdoch.

La detención de Al-Walid está vinculada a una perspectiva clave: el control total de la información. No hay libertad de información en Arabia Saudita. MBS ya controla todos los medios de comunicación internos (así como el nombramiento de los gobernadores). Pero también los medios de comunicación saudíes en el mundo. MBS se propone « poseer las llaves de todos los grandes imperios de información y relocalizarlos en Arabia Saudita».

¿Cómo hemos llegado a esto?

Los secretos de la purga

La historia comienza con deliberaciones secretas en 2014 sobre una posible «revocación» del rey Abdallah de entonces. Pero «la disolución de la familia real conduciría a la ruptura de las lealtades tribales y a la división del país en tres partes. Sería más difícil asegurar  el petróleo, y las instituciones destrozadas, cualesquiera que sean, tendrían que mantenerse para evitar el caos. »

En cambio, se tomó la decisión  de deshacerse del príncipe Bandar Ben Sultan – que entonces estaba mimando activamente los yihadistas salafistas en Siria - y sustituirlo por Mohammed Ben Nayef para el control del aparato de seguridad

La sucesión de Abdullah se desarrolló sin problemas. “El poder se compartía entre tres principales clanes: el rey Salman (y su hijo bien amado  el príncipe Mohammed); el hijo del príncipe Nayef (el otro príncipe Mohammed), y por último el hijo de rey muerto (el príncipe Miteb, comandante de la guardia nacional). En la práctica, Salman dejó a MBS llevar el baile.

  

El padre, Salman (izq.) y el hijo, MBS

Y, en la práctica, los derrapes siguieron también. La Casa de Saud perdió su impulso mortal de cambio de régimen en Siria y se  empantana en una guerra imposible de ganar en Yemen, que, además, impide el MBS  de explotar el Rub Al Khali, el Cuarto vacío, el desierto a caballo entre los dos países.

El Tesoro saudí se vio forzado  a obtener préstamos en los mercados internacionales. La austeridad reinó - con las noticias sobre MBS comprando un yate por casi medio  billón de dólares y al mismo tiempo holgazaneando en la Costa Azul que no pasaron muy bien. La represión política brutal fue encarnada por la decapitación del dirigente chiita Jeque Al-Nimr. Los chiitas en la provincia del Este no fueron los únicos que se rebelaron, sino también las provincias sunitas al oeste.

Mientras que la popularidad del régimen caía radicalmente, MBS sacó su Visión 2030. Teóricamente, se trataba de hacer la transición energética para salir del petróleo, de vender una parte de Aramco y de intentar introducir nuevas industrias. Para calmar el descontento, se procedió a pagos reales a los principales príncipes para que sigan siendo leales y al pago de los salarios atrasados a las masas indisciplinadas.

Sin embargo, Visión 2030 no puede funcionar cuando la mayoría de los empleos productivos en Arabia Saudita están en manos de los expatriados; Crear nuevos empleos plantea la cuestión de saber de dónde vendrán los nuevos trabajadores (cualificados).

A lo largo de estos acontecimientos, la aversión por MBS no ha dejado de crecer; «Hay tres grupos principales de la familia real alineados contra los dirigentes actuales: la familia del difunto rey Abdallah, la familia del difunto rey Fahd y la familia del ex príncipe heredero Nayef.»

Nayef - que sustituyó a Bandar - está cerca de Washington y es muy popular en Langley debido a sus actividades antiterroristas. Su detención a principios de  este año puso a la CIA y más de una facción de la Casa del Saud en cólera y esto fue interpretado como una manera para MBS de forzar la mano en la lucha de poder.

Según nuestra fuente, «habría podido librarse con la detención de Mohamed Ben Nayef, el preferido de la CIA, si se hubiera dependido de ello, pero MBS ahora cruzó el Rubicón aunque no sea César. La CIA lo considera menos que nada.»

Una especie de estabilidad podría finalmente ser encontrada en un regreso al reparto del poder anterior entre los Sudairi (sin MBS) y los Chamar (la tribu del difunto rey Abdullah). Tras la muerte del rey Salman, la fuente vería «MBS aislado del poder, que sería confiado al otro Príncipe Mohammed (el hijo de Nayef). Y el príncipe Miteb conservaría su posición”.

MBS actuó precisamente para evitar este resultado. La fuente, sin embargo, es categórica: «Habrá un cambio de régimen en un futuro próximo, y la única razón por la cual esto aún no se haya producido  es que el viejo rey es amado en su familia. Es posible que haya una lucha que emana del ejército como en la época del rey Faruk, y que se vea surgir un líder que no sea favorable a los USA.»

Salafistas- yihadistas «moderados»: ¿hay aficionados?

Antes de la purga, la obsesión central de la Casa de Saud era una zona a 500 billones de dólares a caballo entre Arabia Saudita, Jordán y Egipto, en la costa del Mar Rojo, una especie de réplica de Dubái que teóricamente será acabada en 2025, alimentada por energía eólica y solar y financiada por su fondo soberano y las ingresos de la Aramco.

En paralelo, MBS sacó otro conejo de su sombrero jurando que el futuro de Arabia Saudita es una simple cuestión de «retorno a lo  que seguimos: un islam moderado abierto al mundo y a todas las religiones».

En una palabra: un Estado que resulta ser la propiedad privada de una familia real hostil a todos los principios de la libertad de expresión y religión, así como la matriz ideológica de todas las formas de yihadismo  salafista no puede extenderse por metástasis en un Estado «moderado» con un chasquido de dedos de MBS.

Mientras tanto las purgas, golpes y contragolpes en ráfagas seguirán siendo la norma.

Los 9 pesos pesados detenidos. De derecha a izquierda: Príncipe Alwalid ben Talal (fortuna estimada en 19.000 millones de $), Salah Kamel (3700 mill.), Mohamed Al Amoudi (10100 mill.), Al Walid Al Ibrahim (10900 mill.), Adel Faquih (470 mill.), Nasser Al Tayyar (600 mill.), Amr Al Dabbagh (1500 mill.), Príncipe Miteb Ben Abdallah (110 mill. según Forbes, pero seguramente más de 1000 mill.de $)

 





Courtesy of Tlaxcala
Source: http://www.atimes.com/article/inside-story-saudi-night-long-knives/
Publication date of original article: 06/11/2017
URL of this page : http://www.tlaxcala-int.org/article.asp?reference=22044

 

Tags: USAudiaLuchas de clanesMohamed Ben Salman
 

 
Print this page
Print this page
Send this page
Send this page


 All Tlaxcala pages are protected under Copyleft.