TLAXCALA تلاكسكالا Τλαξκάλα Тлакскала la red internacional de traductores por la diversidad lingüística le réseau international des traducteurs pour la diversité linguistique the international network of translators for linguistic diversity الشبكة العالمية للمترجمين من اجل التنويع اللغوي das internationale Übersetzernetzwerk für sprachliche Vielfalt a rede internacional de tradutores pela diversidade linguística la rete internazionale di traduttori per la diversità linguistica la xarxa internacional dels traductors per a la diversitat lingüística översättarnas internationella nätverk för språklig mångfald شبکه بین المللی مترجمین خواهان حفظ تنوع گویش το διεθνής δίκτυο των μεταφραστών για τη γλωσσική ποικιλία международная сеть переводчиков языкового разнообразия Aẓeḍḍa n yemsuqqlen i lmend n uṭṭuqqet n yilsawen dilsel çeşitlilik için uluslararası çevirmen ağı la internacia reto de tradukistoj por la lingva diverso

 23/10/2017 Tlaxcala, the international network of translators for linguistic diversity Tlaxcala's Manifesto  
English  
 ASIA & OCEANIA 
ASIA & OCEANIA / Corea del norte: de Estado tampón a la peor pesadilla de China
Date of publication at Tlaxcala: 16/09/2017
Original: North Korea: from buffer state to China’s nightmare neighbor

Corea del norte: de Estado tampón a la peor pesadilla de China

Xuan Loc Doan Xuân Lộc Duẫn

Translated by  Yvonne Le Meur

 

La cumbre de los BRICS en Xiamen, ciudad portuaria de la costa sureste de China, iba a ser otro momento estelar de China permitiéndole presentarse como poder global y a su presidente, Xi Jinping, como gran líder mundial.

Pero el domingo, horas antes de que Xi diese su discurso de apertura al encuentro anual de las cinco potencias emergentes – Brasil, Rusia, China, India y Sudáfrica – Corea del norte hizo detonar su sexta prueba nuclear, la mayor hasta la fecha.

 

 

El estallido de la bomba de hidrógeno cubrió con un velo bochornoso la cumbre cuidadosamente orquestada por China. Lo preocupante para este país es que no es la primera ni —muy probablemente—la última vez que su vecino comunista junior elige deliberadamente un momento clave para humillar su liderazgo.

En marzo, cuando los principales líderes políticos se reunieron en el Congreso Anual del Pueblo, el parlamento nacional, Pyongyang probó cuatro misiles balísticos.

Un mes después, la víspera de que Xi se reuniera por primera vez con su homólogo USamericano, Donald Trump, en Florida, el régimen de Kim Jong-Un disparó un misil balístico de medio alcance.

En mayo, cuando el gobierno chino estaba a punto de inaugurar una gran cumbre internacional  para que Xi firmara la iniciativa billonaria One Belt One Road (Un cinturón, Una ruta), el joven dictador de Pyongyang ordenó probar otro misil balístico.

Sin embargo, entre todas estas coincidencias, la prueba nuclear del domingo pasado fue probablemente la más humillante para China y para Xi.

El Partido Comunista Chino en el poder (PCCh) sostendrá su 19º congreso nacional el mes que viene y la cumbre de los BRICS era el último gran evento internacional en suelo chino antes de esta reunión quinquenal, oportunidad que se abre a Xi para blindar su poder arrollador para los próximos cinco años y más allá. Como tal, la cumbre de los BRICS estaba pensada y coreografiada para proyectar la influencia global de China y la proeza diplomática de Xi.

De hecho, en la carrera hacia el cónclave secreto que se iniciará el 18 de octubre, los funcionarios estatales y los medios nacionales (altamente censurados todos ellos) retratan a Xi como un gran estadista internacional y aclaman tanto sus ideas diplomáticas como los logros de China en política exterior bajo su liderazgo.

Sin embargo, a pesar de las alabanzas en los logros diplomáticos de China y de Xi durante los últimos cinco años, Beijing ha fallado estrepitosamente en el manejo de su más cercano y cada vez más impredecible y agresivo vecino.

En uno de sus tuits acerca de la prueba nuclear del domingo, Trump escribió que Corea del norte “se ha transformado en una gran amenaza y en un estorbo para China”.

A pesar de que algunas de sus declaraciones públicas son erróneas y temerarias, Trump tiene razón en este comentario. El régimen de Kim, con sus pruebas nucleares y balísticas recientes, tan peligrosas como provocativas, se ha tornado no solo en una enorme fuente de fastidio para Beijing, sino también una seria amenaza para la seguridad de China.

Los temblores generados por la última prueba subterránea de Pyongyang fueron tan potentes que sacudieron algunas ciudades chinas cercanas a la frontera con Corea del norte. Vecinos de la pequeña ciudad de Yanji, a unos 20 kilómetros de la frontera, informaron de que habían sido evacuados de sus casas en ropa interior por temor a un terremoto de gran amplitud.

En un editorial inmediatamente posterior a la prueba nuclear, el Global Times, un periódico chino semioficial, escribió que, al verse confrontada a “una situación complicada” planteada por Corea del norte, “China necesita tener la mente fría y minimizar los riesgos que la sociedad china tiene que soportar”. Añadíó que los chinos “necesitan mostrar claramente a Pyongyang por varios canales que sus pruebas nucleares no deben contaminar las provincias del noreste chino”.

Semejante prudencia es necesaria y sabia. Pero a pesar de que no esté claro que la última prueba, con 10 veces la potencia de anteriores detonaciones, haya generado alguna fuga de material nuclear, no existen garantías de que las (muy probables) futuras pruebas del agresivo y hermético régimen no las generen. De ocurrir un accidente nuclear en Corea del norte, podría arrojar radiación a través de la frontera, lo que significaría una catástrofe medioambiental y económica para las provincias del norte de China.

Lo más importante, a juzgar por sus recientes payasadas provocativas, destinadas no únicamente a los USA, Corea del sur y Japón, sino también a Beijing, es que Corea del norte será un obstáculo contundente en el camino de China a la supremacía regional.

Como potencia emergente, la máxima aspiración de China es sustituir a los USA en el rol de potencia dominante en Asia. Con sus recién descubiertas capacidades nucleares, Corea del norte puede no querer seguir siendo el socio junior de China ni su estado cliente. Segundo país en Asia oriental (tras la propia China) en poseer armas nucleares, el país marginado puede incluso desafiar y amenazar a su gigante vecino.

Para mayor escarnio, los últimos misiles y pruebas nucleares del norte han incitado a Corea del sur a aceptar, finalmente, la instalación completa del Sistema de Defensa Estratégica de Gran Altura (THAAD por sus siglas en inglés), un escudo antimisilES de USA al que Beijing se ha opuesto vehementemente. Washington, Seúl y Tokio también han aceptado más medidas defensivas.

Para que China pueda tomar el relevo de los USA como potencia líder en Asia, es preciso que la mayor potencia económica y militar del mundo se retire de esa región estratégica y económicamente importante. Pero las provocaciones y amenazas de Pyongyang están conduciendo a la intensificación de la presencia militar US-americana en la región.

Por supuesto, tal como el Global Times,un retoño del Quotidiano del Pueblo, órgano del PCCh, ha avisado previamente en muchas ocasiones, la conducta de Corea del norte está comprometiendo seriamente los intereses nacionales y las ambiciones geoestratégicas de China.

Durante casi 70 años, Beijing ha protegido y nutrido el régimen dictatorial hereditario de los Kim en Pyongyang porque veía a su vecino comunista junior como un tampón crucial contra los USA y sus llamados aliados democráticos asiáticos.

Sin embargo, a pesar de los colosales costes (materiales y humanos) que China pagó por defender y sostener la dinastía Kim, en vez de oficiar como estado cliente sumiso y como baluarte contra la injerencia de los USA, Corea del norte se ha transformado en un vecino perturbador, pretexto clave para que los USA incrementen su presencia militar en su patio trasero.

En muchos aspectos, Corea del norte es ahora una pesadilla para el liderazgo chino.

 





Courtesy of Tlaxcala
Source: http://www.atimes.com/north-korea-buffer-state-chinas-nightmare-neighbor/
Publication date of original article: 08/09/2017
URL of this page : http://www.tlaxcala-int.org/article.asp?reference=21544

 

Tags: China-Corea del Norte9.ª Cumbre BRICSUSA
 

 
Print this page
Print this page
Send this page
Send this page


 All Tlaxcala pages are protected under Copyleft.