TLAXCALA تلاكسكالا Τλαξκάλα Тлакскала la red internacional de traductores por la diversidad lingüística le réseau international des traducteurs pour la diversité linguistique the international network of translators for linguistic diversity الشبكة العالمية للمترجمين من اجل التنويع اللغوي das internationale Übersetzernetzwerk für sprachliche Vielfalt a rede internacional de tradutores pela diversidade linguística la rete internazionale di traduttori per la diversità linguistica la xarxa internacional dels traductors per a la diversitat lingüística översättarnas internationella nätverk för språklig mångfald شبکه بین المللی مترجمین خواهان حفظ تنوع گویش το διεθνής δίκτυο των μεταφραστών για τη γλωσσική ποικιλία международная сеть переводчиков языкового разнообразия Aẓeḍḍa n yemsuqqlen i lmend n uṭṭuqqet n yilsawen dilsel çeşitlilik için uluslararası çevirmen ağı la internacia reto de tradukistoj por la lingva diverso

 25/07/2017 Tlaxcala, the international network of translators for linguistic diversity Tlaxcala's Manifesto  
English  
 LAND OF PALESTINE 
LAND OF PALESTINE / Carta de dimisión de Rima Jalaf de la Comisión Económica y Social de las Naciones Unidas para Asia Occidental (CESPAO)
Date of publication at Tlaxcala: 26/03/2017
Original: خطاب استقالة ريما خلف من الأسكوا
Translations available: English  Français 

Carta de dimisión de Rima Jalaf de la Comisión Económica y Social de las Naciones Unidas para Asia Occidental (CESPAO)

Rima Khalaf ريما خلف

Translated by  Jalil Sadaka خليل صدقة

 

Estimado señor secretario general

He reflexionado largamente después de leer su carta,  y que vaya por delante que no cuestiono su derecho a impartir sus órdenes de retirar el informe insertado en la página web de la CESPAO, tampoco tengo duda de que nosotros los funcionarios de la Secretaria General, estamos obligados a acatar las órdenes del secretario general. Sé muy bien, su compromiso con los derechos humanos en general, y su posición respecto a los derechos del pueblo palestino, especialmente, comprendo su preocupación por las situaciones que atravesamos en estos complicados días que no le dejan muchas opciones.

Carlos Latuff

Me constan las presiones y amenazas que se ejercen sobre la Naciones Unidas, y sobre su persona, por estados influyentes, y prepotentes, a raíz del informe de la CESPAO titulado “Las prácticas israelíes contra el pueblo palestino y la cuestión del apartheid”. No me extraña que dichos estados, regido en la actualidad por gobiernos insensibles a las normas del derecho internacional y los valores de los derechos humanos, recurran a las amenazas y al miedo, cuando se muestran incapaces de defender sus políticas y tapar sus violaciones del derecho internacional, acudir a estos tipos de presiones. Resulta lógico que el criminal agrede a todo el que defienda la causa de la víctima. A pesar de todo yo no estoy dispuesta a someterme a estas presiones.

No solo por mi condición de funcionaria internacional, sino además por ser un ser humano justo, al igual que usted, convencida de los valores, principios humanos supremos, que han sido el motor de las fuerzas que han luchado y siguen luchando por bien a lo largo de la Historia, son los mismos valores sobre los cuales se fundó nuestra Organización de las Naciones Unidas. Estoy absolutamente convencida, igual que usted también, que la discriminación entre seres humanos por razón de su religión, color de piel, género o raza, es algo inaceptable. No es posible renunciar a esto por motivos políticos, o por el imperio de la fuerza. Estoy persuadida de que decir la verdad ante el opresor, déspota, no es solo es un derecho de todos sino un deber también.

En el plazo de menos dos meses fue ordenada para retirar dos informes emitidos por la CESPAO, no por faltas defectos de fondo, y ni porque usted necesariamente disiente del contenido, sino como consecuencia de presiones políticas ejercida por estados responsables de graves violaciones de los derechos de los pueblos de la región, y contra humanidad en general.

He visto con mis propios ojos, como los moradores de esta región atraviesan un periodo de sufrimiento y dolor, nunca en la historia moderna han sido alcanzados. La catarata de catástrofes que les invade en estos tiempos, es consecuencia de una serie de injusticias, que no solo no fueron atendidas debidamente, sino que fueron acalladas, incluso instigadas o participadas por gobiernos dominantes y poderosos de la región o fuera de ella. Estos mismos gobiernos son los que le presionan a usted en estos momentos para acallar la voz de la justicia, y los llamamientos a implementarla que contiene el informe.

El embajador palestino en el Líbano, Ashraf Dabbour (izquierda) ayuda a Rima Khalaf a ponerse una bufanda tradicional plastina tras el anuncio de su renuncia a Naciones Unidas en Beirut. Foto Yamal Saidi / Reuters

En consideración de todo lo dicho, no puedo más que reiterar las conclusiones del informe de la CESPAO, que acusan a Israel de fundar un régimen de segregación racial, apartheid, con la intención de imponer un grupo étnico sobre otro.

Las pruebas que contiene el informe son concluyentes, me basta señalar en esta ocasión que ninguno de los que arremetieron contra el informe, cuestionaron un solo punto del contenido.

Me vio en el deber de arrojar luz sobre la verdad y no omitirla bajo un tupido velo, ni acallar los testimonios y las pruebas. La dolorosa realidad es que el régimen de apartheid sigue vigente en el siglo XXI, esto es algo inaceptable bajo ningún concepto, y no se puede justificar éticamente de ningún modo.

Yo, personalmente no presumo de tener un ética superior a la suya, señor secretario general, ni de tener una viste de lince más que usted. La cuestión puede ser gracias a un vida entera que pase en esta región, atestiguando las nefastas consecuencias, de reprimir a la gente, impidiendo se canalicen sus sentimiento de injusticia con medios pacíficos.

Por todo lo dicho, y después de una larga reflexión, he llegado a la conclusión que no contemplo la retirada, una vez más, de un informe de las Naciones Unidas, absolutamente y exquisitamente documentado, sobre violaciones graves de los derechos humanos, por otro lado soy consciente de que las claras órdenes del secretario general deben ser cumplidas, en consecuencia llegamos a un nudo irresoluble más que apartándome, permitiendo que otros hagan lo que en conciencia no puedo hacer. Sé que me restan dos semanas para finalizar mi trabajo, lo digo para que sepa que mi dimisión no pretende ser una forma de presión política sobre usted. Sencillamente dimito por responsabilidad, compromiso con los pueblos con los que trabajamos,  con la ONU, y con mi propia conciencia. No puedo omitir la verdad sobre un crimen flagrante, que provoca todo este sufrimiento a un gran número de seres humanos.

Por todo lo dicho le comunico mi dimisión de las Naciones Unidas.
 





Courtesy of Abdo Tounsi
Source: http://bit.ly/2n4Vakx
Publication date of original article: 18/03/2017
URL of this page : http://www.tlaxcala-int.org/article.asp?reference=20132

 

Tags: Rima KhalafCESPAOONUApartheid israelíPalestina/Israel
 

 
Print this page
Print this page
Send this page
Send this page


 All Tlaxcala pages are protected under Copyleft.