TLAXCALA تلاكسكالا Τλαξκάλα Тлакскала la red internacional de traductores por la diversidad lingüística le réseau international des traducteurs pour la diversité linguistique the international network of translators for linguistic diversity الشبكة العالمية للمترجمين من اجل التنويع اللغوي das internationale Übersetzernetzwerk für sprachliche Vielfalt a rede internacional de tradutores pela diversidade linguística la rete internazionale di traduttori per la diversità linguistica la xarxa internacional dels traductors per a la diversitat lingüística översättarnas internationella nätverk för språklig mångfald شبکه بین المللی مترجمین خواهان حفظ تنوع گویش το διεθνής δίκτυο των μεταφραστών για τη γλωσσική ποικιλία международная сеть переводчиков языкового разнообразия Aẓeḍḍa n yemsuqqlen i lmend n uṭṭuqqet n yilsawen dilsel çeşitlilik için uluslararası çevirmen ağı la internacia reto de tradukistoj por la lingva diverso

 25/03/2017 Tlaxcala, the international network of translators for linguistic diversity Tlaxcala's Manifesto  
English  
 EDITORIALS & OP-EDS 
EDITORIALS & OP-EDS / Tlaxcala: “Las lenguas deben ser puentes, no muros”
Date of publication at Tlaxcala: 21/01/2016
Original: “Languages should be bridges, not walls”: Tlaxcala
Translations available: Русский  Français  Italiano  Deutsch  فارسی  Esperanto 

Tlaxcala: “Las lenguas deben ser puentes, no muros”

Fact. International

Translated by  Javier Fernández Retenaga

 

Entrevista a Fausto Giudice, uno de los coordinadores de Tlaxcala, la red internacional por la diversidad lingüística, por el sitio anglófono ruso Fact International

¿Qué podría decirles a nuestros lectores de la labor de su página? ¿Con qué propósito la crearon? ¿Qué significa su nombre?

Tlaxcala es una red de traductores voluntarios que publica sus trabajos en su propia web. Fue creada hace diez años por activistas de internet que vieron la necesidad de organizar y racionalizar el trabajo de traducción. Con frecuencia el traductor está aislado y trabaja completamente solo. Por otra parte, para que una traducción sea de calidad tiene que haber sido revisada por alguien cuya lengua materna sea la de la traducción. De modo que creamos la red en primer lugar para poder organizar la cooperación entre los traductores. Al principio éramos tres, luego cinco, después diez y ahora alrededor de 120, evidentemente con distintos grados de implicación. Publicamos textos en quince lenguas. En casi diez años hemos publicado alrededor de 30.000 artículos y documentos (textos, imágenes, vídeos y archivos de sonido).

Muy pronto, cuando comenzamos a hablar acerca del proyecto, estuvimos de acuerdo en la necesidad de establecer una base clara para nuestro trabajo, de modo que redactamos un manifiesto explicando nuestra filosofía y principios fundamentales. Pedimos a todos los traductores que quieren unirse a nosotros que lean el manifiesto y nos digan si comparten su contenido. Elegimos el nombre de Tlaxcala para transmitir el siguiente mensaje: un pueblo o comunidad oprimida por un imperio nunca debe confiar en otro imperio para lograr su liberación. Los tlaxcaltecas fueron un pueblo de México que ayudó a los conquistadores españoles a acabar con el imperio azteca. Pero los “liberadores” europeos, una vez lo consiguieron se “ocuparon” de los tlaxcaltecas, que fueron a su vez prácticamente exterminados.

Desde el principio nuestro principal objetivo ha sido combatir el monopolio imperial de la lengua inglesa en internet. Este monopolio no es solo lingüístico: es cultural, es ideológico y es en último término político. De hecho, la neolengua empleada por el Ministerio de la Verdad en el 1984 de Orwell es ¡el inglés! El dominio imperial del inglés se percibe en todas partes. Solo un ejemplo, la ONU tiene seis lenguas oficiales: inglés, francés, español, ruso, árabe y chino. Así que es obligatorio publicar todos los documentos en esas lenguas. Pero muchos, si no la mayoría de esos documentos están solo en inglés, y acaso en francés o español, pero no en ruso, árabe o chino. Algunos informes muy importantes acerca de Palestina o Siria ni siquiera existen en árabe. Lo mismo sucede con muchas organizaciones internacionales occidentales o lideradas por Occidente, desde el FMI a la UE. Empiezas hablando su lengua y acabas pensando como ellos.

A esto se añade que la mayor parte de los anglohablantes, empezando por los 323 millones de US-americanos, son monolingües, lo que significa que no pueden leer ninguna otra lengua que no sea el inglés. Esto contribuye a su adoctrinamiento por la pensée unique, como se dice en francés, el pensamiento único. Traducir textos de otros idiomas al inglés puede considerarse un trabajo humanitario, una labor terapéutica para personas víctimas de un lavado de cerebro, para ayudarles a corregir su distorsionada visión de, por ejemplo, Palestina/Israel, Venezuela o los países de la antigua Unión Soviética; en definitiva, del Resto del mundo.

Está claro que no podemos competir con los grandes medios, que disponen de recursos inmensamente superiores a los nuestros: al lado de esta gigantesca industria somos solo artesanos. Ellos llegan a millones de personas, nosotros a unas decenas de miles. No obstante, formamos parte de los medios alternativos globales, que tienen un impacto no desdeñable en los medios masivos y, en consecuencia, en la formación de la opinión pública. Los documentos que publicamos son ampliamente reproducidos por otros medios y se abren camino en la selva de internet. Todos somos voluntarios y nuestro trabajo es en su totalidad no comercial, lo cual tiene sus ventajas y sus desventajas. La ventaja es que no estamos sometidos a ninguna presión o influencia de ningún poder. La desventaja es nuestra extrema precariedad económica, ya que al no poder vivir de esto tenemos que buscar un trabajo remunerado en otra parte. Esto afecta a la capacidad de nuestros miembros de llevar a cabo un trabajo regular con plazos muy ajustados.

Algunas de las categorías en que se clasifican los materiales se solapan. ¿No crea esto problemas a la hora de publicar esos materiales?

Cualquier forma de categorización es imperfecta. Hicimos una mezcla de división geográfica y temática, lo que a veces nos obliga a elegir dónde colocar un artículo. Cuando tenemos por ejemplo un artículo sobre el conflicto entre Rusia y Turquía en torno a Siria, ¿dónde lo publicamos? ¿En la sección que hemos llamado Umma (países árabes e islámicos), en Europa (a la que Rusia pertenece) o en Temas Universales (puesto que hay varios países involucrados)? Tomamos la decisión en cada caso. Esto no tiene demasiada importancia, puesto que la gente se guía más por las etiquetas (tags) que ponemos a cada artículo que por las secciones. De todos modos, como priorizamos el análisis sobre las “últimas noticias” nuestra página ha de verse más como una biblioteca de referencia que como un periódico digital de noticias. No nos interesan los artículos que a las pocas horas dejan de ser de actualidad.

http://tlaxcala-int.org/upload/gal_12719.jpg

Jaume Plensa, Spillover II

El escritor ruso de la izquierda radical Tarasov insiste en que la izquierda debe aprender y utilizar lenguas poco comunes. Lo considera como un instrumento de oposición al imperialismo. ¿Qué le parece esa vinculación entre el antiimperialismo y el apoyo a las lenguas poco comunes?

En el mundo hay seis mil lenguas, de las cuales cada quince días desaparece una. Si esta “evolución” continúa de la misma manera, a finales de siglo habrá desaparecido el 90% de las lenguas humanas. En realidad, lo que está sucediendo con las lenguas es similar a lo que está sucediendo con la biodiversidad, con la extinción de especies, que se acelera debido al calentamiento global. La gente debería luchar por defender y preservar la diversidad lingüística del mismo modo que luchan por la biodiversidad.

Para combatir eficazmente el imperialismo es necesario conocer al menos dos lenguas, la del imperio y la propia, y si es posible una o dos más, para poder establecer alianzas. Hemos tratado de crear en Tlaxcala secciones para lenguas minoritarias, como el esperanto (con entre cien mil y diez millones de hablantes) y el tamazight (con 45 millones, pero sin un estatus claro en los países en los que se habla, desde Marruecos a Egipto), pero estas secciones no están muy activas debido a la escasez de recursos humanos. Ser capaces de traducir y publicar en el mayor número posible de lenguas en un sueño, pero hay que hacer frente a la realidad: es difícil movilizar a la gente para proyectos de este tipo sin más medios que la buena voluntad y unos pocos ordenadores.

Los movimientos nacionalistas defienden la imposición obligatoria de una lengua dentro de las fronteras de sus Estados. Este principio se ha llevado al extremo en Turquía y los nacionalistas ucranianos siempre lo han defendido. En Ucrania, el intento de prohibir el ruso se convirtió en catalizador de la rebelión contra Maidan. ¿Ve alguna alternativa a la norma de la lengua oficial obligatoria?

La respuesta alternativa a una ideología no puede ser otra ideología, sino la realidad. En las cuestiones relativas a la lengua, que levantan muchas pasiones, el único camino consiste en observar la realidad y extraer conclusiones a partir de lo que la realidad nos muestra. Los niños deberían siempre aprender a leer y escribir en su verdadera lengua materna, y no en la “oficial”, si lo que se quiere es que de adultos tengan un buen dominio de las herramientas básicas. Una vez tengan un buen conocimiento de las herramientas básicas en su primera lengua se les puede enseñar una segunda, y después una tercera. La mayoría de los países del antiguo bloque socialista son bilingües o multilingües, de modo que deberían tener más de una lengua oficial y/o nacional. El error de la mayor parte de los nacionalistas de todo el mundo es hacer de las lenguas muros, cuando deberían ser puentes. El escritor argelino Kateb Yacine dijo una vez: “El francés es nuestro botín”, para defender el mantenimiento del francés como lengua de Argelia junto al árabe (y el tamazight, el llamado berebere).

El traductor de Google está incrementando sus capacidades. En su lista aparecen más y más lenguas asiáticas y africanas. ¿No representa esto una potencial amenaza a su proyecto?

Sueño con disponer de una herramienta para la traducción automática que sea eficaz y fiable, así podríamos dedicar nuestro tiempo y energías a otras tareas más importantes. Pero falta mucho para eso. Como explica Umberto Eco, los traductores automáticos se nutren de diccionarios, cuando deberían nutrirse de enciclopedias. Son capaces de traducir relativamente bien frases breves y sencillas, pero ante textos más extensos y complejos son un desastre. Y corregir una traducción automática lleva aproximadamente el mismo tiempo que hacer la traducción directamente. Puesto que todos somos voluntarios y no obtenemos ningún dinero por nuestro trabajo, no tenemos nada que perder. Así que estaríamos encantados de contar con algún robot realmente inteligente. Добро пожаловать в любой действительно умного робота! Pero por el momento necesitamos urgentemente la ayuda de colaboradores que traduzcan del y al ruso (u otros idiomas), de modo que ¡bienvenidos los voluntarios! No tienen más que escribirnos en: http://www.tlaxcala-int.org/contact.asp 

 





Courtesy of Tlaxcala
Source: http://fact.international/2016/01/languages-should-be-bridges-not-walls-/
Publication date of original article: 08/01/2016
URL of this page : http://www.tlaxcala-int.org/article.asp?reference=17086

 

Tags: TlaxcalaDiversidad lingüísticaTraducción
 

 
Print this page
Print this page
Send this page
Send this page


 All Tlaxcala pages are protected under Copyleft.